Jungle Lord

sep 9, 2011 by

Durante la década de 1980 en un intento por darle nueva chispa a los pinballs, cuyo interés venía diezmado por la llegada de los “videos”, Williams hizo algunas máquinas multi nivel. Estas fueron la Solar Fire, la Pharaon, la Black Knight y en 1981 la Jungle Lord.

Por lo general la gente recuerda a la Black Knight como el mejor de la serie (además le atribuyen salvar la industria del pinball) y tienen razón, porque es un juego muy bueno, atractivo a la vista, y que técnicamente que lo contiene todo: rampas, drop targets, bumpers, magna save, buen sonido, buena temática, etc. Los otros tres juegos multi nivel no son tan buenos.

La realidad es que estos flippers con dos niveles son bastante malos extraños, porque no es que tengan dos niveles propiamente tal, sino que básicamente es un playfield normal divido en dos, donde uno juega dos mitad de un playfield. Por lo mismo, al jugarlo da una leve sensación de que todo está apretado. Además, debes tener los reflejos de un gato para poder salvar la bola sin que se vaya por el centro, porque son máquinas sumamente rápidas.

Respecto a máquinas multi nivel, Gottlieb hizo un par de ejemplo bastante mejores como la Black Hole o la Haunted House, que no dan la sensación de “apretado”. Claro que estas máquinas fueron mucho menos populares por lo difícil que salía mantenerlas.

En fin, volviendo a la Jungle Lord (cuyo dibujo es una copia de tarzan), se trata de un Williams system7 lo cual bastante es bueno, ya que es un tipo de diseño bien estable. Salvo la unión de las dos placas que a veces se oxida o rompe con el tiempo, esta generación de juegos no da muchos problemas.

El mismo año que se lanza este flipper se estrenó la película “Tarzan, the Ape Man” con Bo Derek y Richard Harris, lo que hace sospechar de la intensión en la temática del juego

Una característica de este juego es el mini playfield en la esquina izquierda. Cuando se activa, el juego se paraliza y una pelota salta cayendo en una de las 4 letras. Si el jugador consigue todas las letras, se activa el bloqueo de la segunda pelota del Multi-ball. Sinceramente, es una característica del juego bien tonta, quita espacio, no tiene mucha utilidad, y hay nula destreza porque el lanzamiento es automático (claro que uno puede mover la máquina procurando no hacer tilt).

El resto del juego es bien entretenido si te gustan los flipper rápidos. Juntar los “magnasafe” (magnetos que salvan la bola) es muy es muy desafiante, ya que tienes que botar todas las tarjetas antes de unos segundos y le da un toque de nerviosismo interesante. Las rampas son difíciles de subir y los niveles divididos no deja espacio a tiros largos o de habilidad (salvo hacer subir la pelota al segundo nivel).
Lo que le quita unos puntos es que no tiene bumpers, aunque la verdad es que uno tampoco ve donde pudiese ir uno, el mini playfield se roba todo el espacio. Salvo eso.. es un gran juego. Otro excelente exponente de las maravillas mecánicas de los 80.

Nota: Se fabricaron 6000 unidades, y alrededor de 100 con el gabinete rojo en vez de azul.

Related Posts

Tags

Share This

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>